Aborto Legal en Ciudad de México

Legalización del aborto en Ciudad de México

¿Sabías que en Ciudad de México la legalización del aborto ha salvado vidas? Antes del año 2007, 60% de las mexicanas que se hacían un aborto ilegal morían por complicaciones durante o después del procedimiento, por hemorragias, infecciones, perforaciones y otras causas.

La mayoría de las mujeres en Ciudad de México no tenían acceso a condiciones seguras para terminar con su gestación y no contaban con protección legal ni sanitaria.

Los medios para poner fin al Embarazo eran con plantas abortivas, ganchos, mezclas de pastillas, golpes, caídas y clínicas clandestinas.

Esto cambió después de ese año, cuando en 2007 se dejó de discriminar a las mujeres que necesitan interrumpir legalmente su embarazo. Ahora cuentan con centros públicos y clínicas privadas acreditadas en el Distrito Federal, como Clínica Profem. Hoy se puede acceder a métodos seguros y recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Este 0% de mortalidad en la ciudad contrasta con el resto del país, donde todavía no existen condiciones igualitarias y no está legalizado el aborto en clínicas reglamentadas.

Cualquiera que sean tus razones para interrumpir tu embarazo antes de los 3 meses (12 semanas), debes saber que en las clínicas públicas y privadas donde practican procedimientos ILE puedes obtener la ayuda y la atención que necesitas, sin poner en riesgo tu vida.

¿Qué es la legalización del aborto?

La legalización del aborto es una figura jurídica que permite a la mujer tomar decisiones sobre su cuerpo, su reproducción, sexualidad y la planificación de su vida. Es un derecho ganado después de muchas batallas. No obstante, sigue siendo un tema tabú y alarmante.

En todo el mundo, las cifras de abortos inseguros y embarazos en situaciones desfavorables ocurren cada minuto.

“La legalización del aborto en la CDMX ampara a las mujeres del Estado de México para recibir atención médica segura, siempre y cuando se trasladen a la CDMX a realizarse el procedimiento sin temor a tener represalias”

Según Amnistía Internacional, el sexo forzado es la causa por la que más de 14 millones de adolescentes resultan embarazadas. La OMS también advierte que anualmente 47.000 gestantes fallecen por prácticas abortivas en condiciones de riesgo.

Otros datos que preocupan son los siguientes:

  • Los métodos anticonceptivos son inalcanzables para 215 millones de mujeres a nivel mundial.
  • En cientos de naciones se les impide a las mujeres ejercer su derecho a escoger cuándo y cómo embarazarse. Esto incluye la prohibición y criminalización del aborto.

Gracias a la presión de organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), los movimientos de defensa de los derechos femeninos y el apoyo ciudadano, hoy la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) es posible en varios países o localidades, como sucede en Ciudad de México desde 2007.

En ese año el Código Penal de la CDMX fue reformado para despenalizar el aborto, siempre que se realice antes del tercer mes de gestación (12 semanas).

ILE ¿Dónde aplica y bajo qué circunstancias?

Si no deseas estar embarazada, tienes tus razones y eso debe respetarse. Tal vez porque:

  • No fue un Embarazo planeado.
  • Estás estudiando y no tienes modo de sustento.
  • Trabajas, pero no te alcanza para independizarte.
  • Fue resultado de un evento traumático como violación o incesto.
  • No tienes la capacidad emocional, física, psicológica para ser mamá aún.
  • Estás sola, sin apoyo moral y económico.

En cualquiera de estas situaciones u otras, en las clínicas ILE de la CDMX, ya sean públicas y privadas, recibirás la atención y asesoría que requieres.

¿Qué procedimientos se hacen en una clínica ILE?

Como sus siglas lo indican, se interrumpe legalmente el embarazo no deseado mediante dos métodos seguros: con la ingesta de fármacos aprobados (medicamentos) o con aborto quirúrgico (aspiración manual endouterina-AMEU).

La condición es que se realicen dentro de las primeras 12 semanas de evolución. Ya después de los 3 meses, es ilegal en la capital mexicana y no se puede realizar.

Legalización en Ciudad de México

En Ciudad de México, la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en establecimientos públicos es un servicio que es ofrecido de forma legal y segura en las Clínicas de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Salud.

Es gratuito para las mujeres que residan en el DF, pero si vives fuera de la capital, una asistente social te hará un estudio socioeconómico para determinar la cuota de recuperación que debes pagar.

También cuentas con la atención privada, profesional, segura y totalmente confidencial de las que se adapta a tus necesidades.

Si eres menor de edad te estarás preguntando si puedes ir a una ILE en el Distrito, La respuesta es sí. Estos servicios están disponibles para adolescentes y mayores de edad. En caso de ser menor de edad, debes asistir acompañada con un mayor de edad, sea o no familiar debidamente identificado (INE-IFE), que sea su representante legal, para que firme la autorización del procedimiento.

¿Cuántas clínicas ILE existen?

Por parte del gobierno de México, son 13 clínicas de Salud Sexual y Reproductiva a las que puedes ir.

Entre ellas están el Centro de Salud T-III Cuajimalpa, la Clínica Comunitaria Santa Catarina, el Hospital General Ajusco Medio, el Materno Infantil Cuautepec y el Materno Pediátrico Xochimilco.

Entre las clínicas privadas, se encuentra PROFEM que cuenta con la certificación por el Gobierno de la CDMX y COFEPRIS.

A favor del aborto

Es defender tu cuerpo y tu derecho a una atención médica en condiciones seguras. Es garantizar que no morirás o tendrás secuelas, por un procedimiento en una clínica ilegal o con métodos clandestinos. Es poder decidir el mejor momento para planificar una familia.

Mientras exista miedo y no se protejan los derechos reproductivos, más mujeres en todo el mundo seguirán sufriendo al respetar sus derechos reproductivos.

Si vives en la CDMX o resides en otro Estado de México, acude a una clínica ILE. No pongas en riesgo tu salud.

Call Now Button